PrensaUCT

Asociación de exfuncionarios de la UCT cumple cinco años de existencia y compromiso institucional > UCT


Durante décadas, dieron vida al funcionamiento de la UCT generando lazos inquebrantables entre ellos mismos y con millones de estudiantes durante un sinnúmero de años, lo que, sin duda ha provocado un vínculo muy especial con la Universidad Católica de Temuco. Este, ha perdurado en el tiempo y siguen emocionando a más de veinte ex funcionarios de la casa de estudios, situación que los hace reunirse durante ciertos periodos a pesar de que ya no trabajen juntos.

Es por este motivo que hace cinco, dicho grupo de profesionales decidió crear una asociación de exfuncionarios para seguir ligados a la UCT. La historia comenzó en el año 2017, cuando los en ese entonces trabajadores decidieron seguir formando parte activa de la comunidad universitaria, para poder contribuir a la misma con su amplia experiencia. Situación que los llevo a lograr una personalidad jurídica, que permite que puedan gestionar beneficios con la universidad, para realizar actividades extraprogramáticas como paseos turísticos y atención profesional en el área de la salud.

Silvia Vidal, es una ex trabajadora de la universidad, quien es pionera en la elaboración del colectivo, llegando actualmente a ser la presidenta del grupo. Durante su mandato han logrado junto a sus pares diferentes avances, como la obtención de una sala para el colectivo, sumado a la generación de diferentes alianzas con las unidades del establecimiento.

En ese contexto, la dirigente destacó el periodo de trabajo que ha tenido la asociación de exfuncionarios universitarios. “Nuestro objetivo es mantener vivo el espíritu de la universidad, somos personas que formaron parte desde la creación de la misma, y queremos seguir sintiéndonos parte. En este proceso, la rectoría nos ha dado un apoyo incondicional, actualmente contamos con una sala de uso exclusivo para nosotros, podemos juntarnos cuando queramos en un espacio completamente equipado, y con todas las comodidades que podríamos llegar a necesitar”, cerró la presidenta.

Comunidad y calidad de vida

A lo largo de estos años, se han generado vínculos que apuntan específicamente a la salud de los jubilados, siendo apoyados activamente por la carrera de Kinesiología y Psicología, las que han ayudado a los integrantes del conjunto a tener una mejor calidad de vida, siendo apoyados en sus dolencias físicas y problemas emocionales. Este trabajo está siendo llevado a cabo por estudiantes de ambas carreras, quienes han tenido la oportunidad de aprender y poner en práctica sus conocimientos, significando un apoyo mutuo entre ambos grupos de la UCT.

La participación en el colectivo ha generado cambios importantes en la rutina de sus asistentes, llevándolos a vivir experiencias de diferentes tipos lo que genera un cambio en la rutina de los adultos mayores. Respecto a esto mismo, Margarita Melo, socia fundadora de la asociación comentó, “hemos podido seguir compartiendo con personas con las que tantos años trabajamos, a su vez, en conjunto estamos ayudando a la comunidad de diversas maneras, tenemos la oportunidad de celebrar entre nosotros o tan sólo reunirnos a conversar y compartir de nuestras vidas, lo que ha sido hermoso y muy enriquecedor para el alma”.

El grupo ha significado un importante lugar de esparcimiento social para cada uno de sus integrantes, sintiéndose acompañados, escuchados y/o apoyados. En esta línea, Fresia Palacios, dirigenta de la agrupación, expresó su sentir respecto a los años de participación en el mismo, señalando que, “es muy gratificante estar aquí con los ex colegas, grandes amigas y amigos, poder seguir juntos en esta etapa y de una manera saludable y divertida. El mismo espacio que se nos entregó significa una alegría inmensa para todos nosotros, hemos podido compartir mucho en nuestra salita, a través de actividades muy interesantes. En general se nos hace sentir muy queridos”.

Requisitos e invitación

La organización del grupo se ha constituido de manera formal desde sus inicios, generando estatutos y estableciendo una personalidad jurídica para la asociación, todo esto con la asesoría profesional de la administración de la UCT, quienes han apoyado desde el comienzo al colectivo.

De acuerdo con lo anterior, la presidenta del colectivo Silvia Vidal, extendió una especial invitación a formar parte de esta acogedora comunidad, para sumar en el mediano plazo a más exfuncionarios que fortalezcan el vínculo con la Universidad Católica de Temuco.





Link de la noticia

¡Sin comentarios aún! Tú eres el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + diecisiete =

×