PrensaUCT

“Es importante participar en los procesos de elección, sino quedamos fuera de la toma de decisiones”


En entrevista con el Boletín VRA, el Profesor asociado a la Universidad Católica de Temuco en su Departamento de Sociología y Ciencia Política, Alejandro Olivares L., se refiere al proceso electoral que viviremos el 25 de octubre próximo, invitando a todos a participar en cada proceso de elección, ya que es uno de los principales mecanismos de participación que hay y así no quedar fuera de las decisiones.

 

 

¿Qué busca cambiar este plebiscito?

El plebiscito de octubre del 2020 es una oportunidad única en la historia de Chile. Luego de años de vigencia de una Constitución impuesta en dictadura, las movilizaciones de octubre del año pasado abrieron una ventana de oportunidad para discutir sobre las normas generales que fijan el marco en el cual se desarrollan las leyes y, por lo tanto, todas las actividades del país. Es importante también comenzar a discutir respecto al contenido y elementos constitutivos en una posible nueva constitución como el rol del Estado, el sistema político, el modelo de desarrollo, entre otros. En síntesis, se busca cambiar tanto el ordenamiento jurídico y como la sociedad comienza un proceso de adecuación a estas nuevas reglas que van a operar en el futuro.

En la elección se podrá votar por dos tipos de órganos, quienes finalmente redactaran la Nueva Constitución. ¿Cuál son estas convenciones y en qué se diferencian?

Por una parte, se encuentra la convención constitucional, órgano en el cual se eligen por votación popular a 155 personas que serán constituyentes encargadas y encargados de redactar la nueva constitución. Este órgano considera la paridad de género, es decir, que el cuerpo estará integrado por mitad mujeres y mitad hombres. Asimismo, existe el factor de corrección que permita garantizar la paridad en la convención constitucional. No hay doble función de congresistas, es decir, que, si un parlamentaria o parlamentario quiere participar de esta convención, primero debe renunciar a su cargo y sumarse a la competencia electoral. Existe inhabilidad en esta Convención, a diferencia de la convención mixta, ya que el artículo 141 de la Constitución política explicita que quienes integren este órgano no pueden ser candidatos mientras cumplen labores en el órgano y hasta un año después de que dejen en sus cargos en la Convención.

Por otro lado, la convención mixta estaría integrada por 172 constituyentes. De ellos 86 serían diputados y senadores designados en un pleno del Congreso Nacional y 86 serían representantes elegidos por la ciudadanía, por medio votación popular utilizando el sistema proporcional con listas abiertas (como se hace para elegir a los diputados). Existe posibilidad de elegir independientes.

La norma indica que la paridad se aplica a los cargos que son de elección popular, por lo tanto, la paridad de género se aplicaría sólo a la mitad de la convención mixta (a la parte ciudadana). Por lo tanto, no se asegura la paridad en su totalidad este sistema. Este órgano no considera inhabilidad, por lo que congresistas que la integran podrían postular a reelección. Los congresistas que participen en la convención mixta van a tener doble función tanto como constituyentes y como parlamentaria/os a diferencia del caso de la convención constitucional.

Han circulado algunos comentarios sobre este proceso que sería importante saber si son mitos o no. ¿Cuál serían algunos de ellos?

Es sumamente importante aclarar tres principales mitos que hemos visto circular en la franja televisiva y en redes sociales. Primero, se ha dicho que redactar una nueva constitución y, además, a través de una convención constitucional es muy caro para el estado. Para aclarar ello es necesario considerar que los ciudadanos electos en cualquiera de las asambleas recibirán una dieta de 2.500.000. Por su parte, en el caso de la convención mixta los congresistas que la integren mantendrán su dieta del congreso (aproximadamente $7.000.000). Por ello es que en términos de remuneración se gasta más en la convención mixta. Independiente de esto, la redacción de una Constitución, como cualquier cambio que se realice implica gastos lo verdaderamente importante es la retribución social de ese gasto, en el mediano y largo plazo es mucho mayor que mantener el statu quo constitucional.

En segundo lugar, se ha dicho que la constitución no resuelve los problemas de la gente. Esto es falso, la constitución no sólo nos ordena jurídicamente, sino que también nos organiza como sociedad y es un marco que guía la manera en que se diseñan políticas públicas que impactarán a nivel regional. Por ejemplo, el sistema de salud, educacional, de previsión están estipulados en la constitución actual y hemos visto, a propósito de la crisis sanitaria y económica, cómo las personas se han visto afectadas y se ha tenido que recurrir a medidas cortoplacistas como el retiro de fondos al 10% debido a que el Estado no garantiza derechos que son fundamentales.

Por último, se ha dicho, que la convención mixta es paritaria. Esto es falso también, la paridad solo se da en la mitad de esta convención no es su totalidad. Por último, es que quienes aprueban son de izquierda y los que rechazan son de derecha. Esto tampoco es real, ya que hemos visto que en la coalición de gobierno Chile Vamos y también por medio de la franja existen grupos que aprueban y otros que rechazan. Hay una división, por lo que hay que descartar esta división en este proceso, pues el cambiar la constitución es un asunto mucho más profundo, donde se juega el bienestar de la sociedad en nuestro país.

¿Por qué es importante participar de esta elección y de cualquier proceso electoral que haya en el país?

Todos los procesos electorales son importantes y en todos deberíamos participar. Es nuestro derecho y nuestro deber. Pero en este en particular que es un proceso sin precedentes tenemos la oportunidad de participar en un proceso que va a cambiar nuestro orden jurídico y social. Ser parte de este proceso nos permite por medio nuestro voto ser parte de las decisiones sobre qué sistema político se establecerá, cuál será el rol del Estado, entre otros temas relevantes para la sociedad. La decisión que tomaremos el próximo 25 de octubre va a definir el curso que tomará nuestro país. En este nuevo período político, que se dibujó posterior al estallido social del 18 de octubre del año pasado, viene cargado de elecciones, sobre todo, el próximo año. Tenemos la posibilidad de elegir quienes redactarán la nueva carta magna, por primera vez votaremos por gobernadores regionales, elegiremos a alcaldes y alcaldesas y concejales. Como ciudadanos estamos invitadas e invitados a ser parte de este tipo de decisiones.

Boletín Comunicaciones VRA

Dirección de Comunicación y Marketing
Vicerrectoría de Extensión y Relaciones Internacionales



Link de la noticia

¡Sin comentarios aún! Tú eres el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 7 =