PrensaUCT

reflexión e inclusión > UCT


Con la intención de reflexionar en el tema de género, especialmente las masculinidades en jóvenes universitarios se realizó la conferencia “Crisis y deconstrucción de las masculinidades universitarias en los últimos 25 años” organizada por el centro de ética y responsabilidad social de la Universidad Católica de Temuco, en conjunto con la comunidad de aprendizaje: género, equidad, e inclusión.

La moderadora del evento, fue Fabiola Neira académica de la facultad de ciencias religiosas y filosofías, quien agradeció la presencia de todos los asistentes y manifestó su agradecimiento por reunirse a través de la plataforma zoom en esta conferencia.

Posterior a ello, la decana Sandra Arenas también manifestó unas palabras de agradecimiento y calificó como un privilegio la presencia del experto encargado de dictar la conferencia el profesor José Olavarría, sociólogo y doctor en ciencias sociales, quien además cuenta con una larga trayectoria en investigación y en docencia universitaria en Chile y en América latina.

Olavarría, expresó que es un honor y un agrado participar junto a la comunidad universitaria, en la conversación la masculinidad en jóvenes universitarios, la misma, parte de un estudio que inició hace 25 años en conjunto con profesores de la universidad de Lima- Perú.

¿Cómo el hombre llegaba a ser hombre?

El estudio denominado “Reflexiones sobre masculinidades en jóvenes universitarios Santiago- Lima 1998-2018” tenía como objetivo, ver como los jóvenes construyen su masculinidad “cómo el hombre llegaba a ser hombre digámoslo así”, señaló Olavarría.

En su ponencia, Olavarría explicó que hace 25 años entrevistaron a profundidad a diversos hombres para entender cómo se sentían en distintas áreas, de su vida, “en los 90 los hombres estaban preguntándose ¿qué hago frente a esto? y eran preguntas más que todo con dolor yo quiero ser más cercano, pero no puedo, quiero ser un mejor proveedor, pero no puedo serlo porque no hay trabajo.

En esa época, había, altas expectativas en los hombres, además, en la forma de organización social los hombres tenían una autoridad plena pero cuando ellos querían enfrentarse a esa autoridad plena eran cuestionados.

“Aquello que se suponía era un orden de género, un orden patriarcal en el cual los hombres tenían la última palabra, cuando trataban de hacerlo sentían que eso no era posible que eso no estaba funcionando (…) lo mismo en el hogar y en la división social del trabajo habían sido formados en que los hombres estaban en el trabajo remunerado y las mujeres en el trabajo del hogar y la crianza” enfatizó el ponente.

25 años más tarde

Luego de 25 años, los investigadores realizaron otra parte del estudio y entrevistaron nuevamente a jóvenes universitarios tanto en Santiago como en Lima, y obtuvieron resultados contrastantes respecto a la primera.

Actualmente, y tras el auge de los movimientos feministas, el estudio destacó una posición reflexiva en los hombres, “fueron incluidos en las tareas domésticas, se destaca la participación de la madre en el trabajo, y ahora mensajes maternos y paternos hacia sus hijos son más ambiguos”

En el campo de la representación de la masculinidad, lo femenino sigue apareciendo como lo cuidadoso cariñoso, y lo masculino cómo el proveedor, también son más conscientes los patrones patriarcales, pero en esta actitud reflexiva.

A su vez, tienen mayor flexibilidad de las barreras de género, no hay diferencias tan marcadas como antes, están informados y abiertos a las demandas de las críticas feministas. Son más inclusivos e informados por sus derechos, tienen mayor familiaridad con personas de la diversidad.





Link de la noticia

¡Sin comentarios aún! Tú eres el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + cinco =

×