PrensaUCT

UCT participa en proyecto que evaluará ingredientes alternativos para la alimentación en salmonicultura > UCT


Descubrir nuevas potencialidades de insumos agrícolas en la dieta para peces salmonídeos, es el objetivo general del proyecto PTEC-INVA 21PTECIN-188130, un consorcio de 7 instituciones, lideradas por la empresa Salmones Antártica (miembro de Nissui Group, importante holding japonés con presencia en Chile). Esta empresa es una de las compañías productora de alimentos para peces más importantes en nuestro país, y donde la Universidad Católica de Temuco participará como co-ejecutor, junto a la Universidad de Chile e INIA (Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias), y otras empresas del sector productivo.

“A la Universidad Católica de Temuco y especialmente a la Facultad de Recursos Naturales y al Departamento de Ciencias Agropecuarias y Acuícolas, le abre tremendas oportunidades de poder participar y colaborar con importantes empresas del sector productivo, desde La Araucanía hasta Magallanes. Esto, a través del Laboratorio de Nutrición y Fisiología de Peces, al cual le permitirá colaborar además con otros grupos de investigación en nutrición de peces, a nivel nacional e internacional en lo que se refiere al desarrollo, producción y evaluación de nuevos ingredientes para la industria salmonera” señala el Dr. Patricio Dantagnan, Director del Laboratorio de Nutrición y Fisiología de Peces y responsable UCT en este consorcio.

El consorcio se adjudicó un fondo concursable del programa Tecnológico de CORFO para la producción de insumos nutricionales para la Acuicultura (https://www.corfo.cl/sites/cpp/programas-tecnologicos) que considera una inversión de más de 3 mil 400 millones de pesos de los cuales 2 mil millones serán aportados por CORFO y la diferencia será entregada por la Empresa Salmones Antártica, empresas co-ejecutoras y asociadas.

“Este proyecto – que se contempla a 5 años plazo – genera una alianza entre el mundo del agro y la acuicultura que permitirá estudiar nuevos insumos agrícolas locales como potenciales ingredientes de alto valor nutricional para ser utilizados en dietas para peces”, dijo Dantagnan.

Desafío colaborativo para el desarrollo de la acuicultura

En lo específico, el proyecto contempla acciones que apoyen la producción y uso de insumos nutricionales de origen vegetal (proteínas y lípidos) provenientes de cultivos de la macrozona sur y austral de Chile que serán evaluados para definir su valor y aporte nutricional a la dieta de los salmones, y luego transferidos al sector acuícola, vinculándolo directamente con el AGRO desde La Araucanía a Magallanes.

“En este sentido, INIA realizará un catastro de posibles insumos agronómicos locales desde La Araucanía a Magallanes. Posteriormente, algunas empresas productoras de harinas y aceites tomarán los productos seleccionados que tengan mayor potencial y van a producir harinas, concentrados proteicos y aceites que serán incorporadas en dietas experimentales para peces. Nuestro rol como UCT, en conjunto con la Universidad de Chile de Chile, será evaluar el efecto de estos ingredientes en las dietas y en los peces, de manera de definir su uso en fase de agua dulce y de mar, además de participar en el comité técnico del programa desde el inicio del proyecto”, explicó el Dr. Dantagnan.

Posteriormente, explica el investigador – “otra empresa tomará muestras en nuestras instalaciones y analizará los efectos sobre indicadores patológicos utilizando tecnología de vanguardia, y posteriormente, la empresa mayor, y líder del consorcio, Salmones Antártica, incorporará esos ingredientes en sus dietas y los validará a escala comercial. Concluido ese proceso, se proyecta la transferencia tecnológica al sector productivo”.

El proyecto que se extiende por cinco años, ha iniciado su puesta en marcha en enero del año 2022 y se proyecta que su impacto pueda beneficiar al sector productivo agrícola y acuícola de toda la zona sur de Chile.

“Actualmente el 90% de los ingredientes que se utilizan en una dieta para peces, se importa y con este proyecto tenemos la idea de ampliar ese 10% restante de producción local con ingredientes que tengan un valor agregado. Por ello, este trabajo significará un gran desafío para el Laboratorio de Nutrición y Fisiología de Peces, que ya venía trabajando con las empresas del sector desde hace años y va a permitir mejorar la infraestructura y equipamiento existente, así como fortalecer el compromiso que como universidad tenemos con el desarrollo de la agricultura y sector productivo de la macro zona sur de nuestro país”, concluye el profesor Patricio Dantagnan.





Link de la noticia

¡Sin comentarios aún! Tú eres el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 2 =

×